Blogia
La Cantera (Santa Fe)

CONSPIRACIONES

Los rumores no siempre son falsos. (Tacito: "La Vida de Agrícola)



Los argentinos no terminan de desprenderse de sus confusiones y de las incertidumbres de una agitada vida política, por la que en general se sienten decepcionados. La falta de un debido y constante esclarecimiento de los graves problemas que se fueron originando en la década de los años noventa, cuyos efectos se disimularon en el "el éxito" de corto plazo del modelo menemista neoliberal y por sus continuadores presuntamente más prolijos, es el nudo oscuro de este desconcierto. La celeridad de los acontecimientos, sus contradicciones agudizadas por la permanencia de la crisis económica, no pudo ser explicada por la mayor parte de la dirigencia política. En esta falencia han de incluirse los partidos tradicionales, y las nuevas formaciones personalistas, del tipo ARI o RECREAR. Similar y no menor responsabilidad debieran asumirla quienes de ello se ocupan en los medios de prensa mas influyentes. Mas bien lo contrario: el oportunismo descarado y la mediocridad dirigencial y del propio gobierno, por un lado; y el carácter "funcional" de los opinadores políticos - columnistas e "intelectuales" contribuyen al embrollo de la anomia ciudadana.



El examen de la cuestión no puede reducir estas prédicas y posicionamientos a las oposiciones de derecha o de izquierda que jaquean al Gobierno, entre otras cosas porque este Gobierno no es ni una cosa ni la otra, ni siquiera del cómodo centro El Justicialismo en el Gobierno, en sus distintas vertientes kirchneristas, duhaldistas y menemistas, ha prosperado en situaciones de crisis y transición, contribuyendo con su propio oportunismo al mantenimiento de estas condiciones. Lo más notable de sus practicas es una flexibilidad y desenvoltura desmemoriada en el ejercicio de su poder, adaptándolo a sus pretensiones de permanencia.



IZQUIERDAS Y DERECHAS


Suele alegarse que izquierda y derecha son categorías de tonalidades variables. Sin embargo aun pueden ser capaces de definir ideas y prácticas políticas. En el caso argentino el tipo de actitudes de la oposición de izquierdas y derechas frente a un Gobierno tan maleable ideológicamente, sin embargo, puede provocar efectos reales en el devenir de los acontecimientos. Y en ese sentido cumplen una función objetiva. Esto quiere decir que hay una determinada manera de ejercer la oposición que sirve como instrumento, en determinadas circunstancias y por su "modus operandi" a la corrección o a la desestabilización del gobierno. Ante una situación presumiblemente emergente, en un futuro más o menos inmediato, ¿porqué negar podrían dar lugar a un cambio abrupto de las figuras del gobierno?. Aunque el rol del Estado está capturado por el poder económico, el establishment no confía en los gobiernos peronistas o radicales, por distintas razones.



Es sabido que en la actual etapa de las democracias en América Latina, el golpe tradicional con intervención directa de las Fuerzas Armadas y la ruptura total de las normas constitucionales, no parece viable ni necesario. Sin embargo, rumores y clamores han alentado la impresión, en muchos sectores, de una cierta fragilidad de las continuidades de una democracia inoperante ante situaciones "límite". La renuncia anticipada del Presidente en 1989 y la crisis de 2001, con el cambio de tres gobiernos en quince días, avalan la posibilidad que el Dr Raul Alfonsín ha denunciado como una conspiración tendiente a derrocar al Presidente Kirchner.



LAS ADVERTENCIAS DE ALFONSIN


El ex presidente radical se encargó de advertir, acertadamente, que una situación insostenible en lo político-económico, no podría resolverse ya con la renuncia del Presidente y la asunción del Vicepresidente. Menos aun en el marco de una Asamblea Parlamentaria, como ocurrió en las oportunidades mencionadas.



El Dr Alfonsín se refirió expresamente a quienes estarían actuando en el sentido desestabilizador: "Las doce hermanas" - esto es las empresas privatizadas- aliadas funcionalmente a los especuladores financieros, y los acreedores de la deuda externa hoy en default. A estos grupos de presión, el examen político del expresidente agrega a la "derecha" que suele representar a esos intereses del modelo "democrático", con la participación de columnistas políticos Y también incluye a la postura funcional instrumentada desde algunos grupos extremos como los movimientos piqueteros y Quebracho, las cruzadas contra la inseguridad, y la actividad denunciante y moralizadora de la líder del ARI.



Esas advertencias del Dr. Alfonsín, a pesar de las críticas de una parte de la alicaída dirigencia de su partido y de las ambiguas respuestas de los representantes de la así llamada derecha, merecerían algo más que el rechazo burlón, el silencio despreciativo, o la indignada réplica. Esas denuncias son plausibles, en cuanto se profundice el análisis del delicado panorama político de la Argentina. Ello se hace más evidente si se lee con cuidado, por ejemplo, el discurso de los columnistas Mariano Grondona y Joaquín Morales Sola, en La Nación, que tiene la apariencia de la sensatez y la moderación . Hay otros aun más explícitos y crudos, pero quizá no sean tan influyentes.



LOS PERFILES OPOSITORES.



A veces, la crítica se reviste con la figura de "la oposición constructiva". ¡Librenme de ella, por que es la peor intencionada!, dicen que decía Winston Churchill. El lenguaje utilizado por los columnistas más "serios" ( convocando conceptos tales como colapso institucional, inseguridad jurídica, huida de los "inversores", señalando que la política del gobierno conduce inexorablemente al aislamiento y marginación del mundo ante la permanencia del default y el congelamiento de las tarifas) desmiente su pretendida objetividad. Esconden cada vez menos una intencionalidad, que puede interpretarse como sibilinamente corrosiva.



Las criticas del Dr. Rozas, presidente del Partido Radical, y de quienes lo siguen desde una parte del viejo Partido al señalamiento del Dr Alfonsín, caracterizan la inocuidad que la ha llevado al desprestigio por su situacionismo sin ideas ni proyectos. Registran una superficialidad argumentativa, cuando alegan que esas advertencias "desdibujan el perfil opositor de radicalismo", Y lo peor, desideologizan totalmente el problema. Esto es grave porque desnaturaliza la tradición de un Partido con doctrina, programa, ideas y propuestas. Confunden "gestión de gobierno" con "política de Gobierno", programas y concepciones económicas y sociales con ineficiencia de los actos de administración. Según ellos, no hay un problema de ideologías, y mucho menos de clases, en las fuerzas en pugna, sino simplemente de falta de eficacia", atribuible, en todo caso, a la ausencia de diálogo y a la indeterminación de "políticas de estado" formales, pactadas con los dirigentes cualesquiera sea su signo partidario. Como debiera ser reconocido, la palabra eficacia se presta para distintos y hasta opuestos objetivos: ¿eficacia para hacer qué cosas y en beneficios de quienes?



DEDUCCIONES.



Ahora bien: si la campaña psicológica y las maniobras de mercado son evidentes, ( los argentinos y en especial los radicales, deberían tener memoria de ello) no lo es tanto una seductora inferencia que podría desprenderse de la adjudicación de funcionalidad a las acciones de protesta y de crítica. Según esa interpretación éstas son cómplices, en el mejor de los casos involuntarios, del proyecto de la derecha para preparar un "golpe" para principios del año 2005. Una generalización de ese tipo podría implicar que todas las criticas al gobierno son funcionales al golpismo de mercado. Y por otra parte impondrían, sobre la base de la gravedad de la situación, una política de urgente apoyo al Gobierno y hasta una eventual alianza con este para evitar una nueva crisis institucional que afectaría hondamente la continuidad democrática..



Desconocer el agravamiento de las tensiones que provocan las estructuras del modelo neoliberal en la economía argentina, las presiones para pagar la deuda sin tener en cuenta sus consecuencias sociales, y lo complejo de las decisiones que debe adoptar el gobierno en ese cuadro de restricciones de su capacidad de decisión, es un acto de ceguera. Igualmente sería necio dejar de prever que esas presiones se han de agudizar por los vencimientos financieros de magnitud que se producirán a fines de este año, y la perpetuación de las inequidades sociales sin signos de atenuarse. Se suma el hecho de que el Gobierno no ha insinuado siquiera un cambio real de las estructuras económicas y sociales del modelo impuesto por el menemismo, más que simbólicamente y mediante un discurso efectista no correspondido por las acciones de gobierno. Es obvio entonces que el panorama a corto plazo se presentará muy delicado. Todo esto es objetivamente demostrable. En los próximos días la Fundación Illia difundirá un informe económico al respecto.



EL DEBER DE LA HORA.



Lo que corresponde a una autentica oposición de centro izquierda o de izquierda democrática, que no este agobiada por la justificación del mal menor ante un abismo de la forma republicana, debiera ser, por el contrario, señalar la falsedad del discurso oficial en materia económica y social. Este discurso hace esfuerzos ( por ocultos no menos reales), por quedar bien con las "doce hermanas" y responder tímidamente a las amenazas de los capitales especulativos, los fondos Buitres, el Fondo Monetario Nacional, y mas veladamente, de algunas potencias extranjeras.



Es la oposición democrática y progresista la que debe denunciar con franqueza, finalmente, el acelerado acomodamiento del Gobierno a las presiones de la derecha autoritaria, con leyes, jueces y policías mas duros y represivos. Especialmente debería señalar la vocación puramente electoralista del Gobierno y sus concepciones del poder. Y descubrir que lo que en realidad ocurre es que los dichos, no los hechos del Gobierno, son los que verdaderamente molestan al Establishment.. Este, no lo quiere a Kirschner, como no lo quiso a Duahlde ni a Alfonsín. Eso es obvio, porque no confía en los Gobiernos de origen popular, excepto que traicionen aquel origen legitimante. Cuando el poder económico considera que ya no son funcionales, les dan la espalda sin misericordia..



Las actitudes verdaderamente "funcionales" que confunden hoy a los argentinos, son las mascaras a que esta recurriendo el gobierno tratando de ser "funcional" a las exigencias de la derecha y paralelamente a su obsesivo empeño de ganar elecciones y mantener sus cargos. También lo es la oposición formal, mostrando que no pretende ningún cambio real del modelo neoliberal, y disimulando así su carencia de propuestas de fondo y de estrategias para llevarlas a cabo, ante la notoria indiferencia con que les responde la ciudadanía. Su mayor ambición parece ser el acceso a los medios mas importantes, aun cuando estos les dediquen esporádicamente algo más que titulares secundarios o "noticias breves". Los otros agrupamientos sin consistencia son útiles a la derecha, precisamente por ello. Y porque han demostrado ser tan efímeros como inconducentes, ya sea para el eventual putch dirigido a las rupturas institucionales, como para su propio crecimiento como alternativa de cambio en la enclenque democracia Argentina.



INFORME PREPARADO POR EL GRUPO DE ANALISIS POLITICO DE LA FAI, DIRIGIDO POR OSVALDO ALVAREZ GUERRERO.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres